Inhouse envía una selección de prendas especial para cada cliente. Ninguna caja lleva el mismo contenido que otra.

El mismo día de envío de las prendas, el cliente debe dar aviso de inmediato si es que el listado enviado no coincidiese con lo entregado. De lo contrario, si al momento de la devolución llegase a faltar algo, esto será cobrado al cliente.

Cualquier indicio de uso en alguna prenda o accesorio será entendido como compra del producto, por lo que el costo de ésta será cobrado al cliente.

El cliente tiene dos días (48 horas) para probarse y elegir. Si al momento de retirar la caja ésta no se encuentra, el cliente pasará a ser multado en $20.000 por cada día transcurrido fuera de estas 48 horas.

Si el cliente decide devolver alguna compra ya realizada, ésta será reembolsada en un 80% debido a los costos de transacciones electrónicas y de coordinación/recogida de producto.